sábado, 18 de marzo de 2017

Ivan Bernad levantó un muro en Peñíscola

El conjunto castellonense falló en la definición en un encuentro dominado de principio a fin, en el que dispararon hasta tres veces a la madera y el meta visitante, Iván Bernad, volvió a privar de un nuevo triunfo a los del Baix Maestrat (2-2). Ocho jornadas sin perder, con seis victorias, que sitúan a los valencianos en la cuarta plaza en solitario, a un punto de certificar PlayOff. El seleccionador nacional, Venancio López, estuvo en la grada.
(Fotos: Andreu Serret | Peñíscola FS)


El Peñíscola RehabMedic sumó un punto en la visita del Ríos Renovables Zaragoza, un resultado injusto por el partido visto en el Pabellón Municipal de Peñíscola, ya que los locales gozaron de infinidad de ocasiones para distanciarse en el marcador pero la falta de puntería les privó de sumar un nuevo triunfo.

La primera parte de los de Albert Canillas fue un canto de amor sincero a la esencia más pura del fútbol sala. Con posesión, con ritmo, con juego y con llegadas, los valencianos arrinconaron a un rival que se defendió sin cesar y al que la mala fortuna en el tiro final les permitió puntuar en Peñíscola.

Al no concretar ninguna acción los ‘azules’, Jorge Santos cazó un balón suelto en campo de su adversario para en dos toques plantarse ante Iván Reverter y poner por delante a los suyos, ante el asombro y la incredulidad de todos los presentes. Sin embargo, ese tanto no hizo más que espolear a los castellonenses, que consiguieron el empate segundos después, con una genialidad de Míchel.

El andaluz maravilló a los aficionados con un regalo divino en forma de ‘slalom’, al ir sorteando contrincantes hasta plantarse ante Iván Bernad y superarlo con una pasmosa facilidad. Sin duda, uno de los goles de la jornada y quien sabe si del campeonato.

Con el empate, el Peñíscola RehabMedic prosiguió con su plan, con incesantes llegadas a la puerta maña, sin fortuna. Es más, un saque largo del propio portero aragonés se convirtió en gol, pese a las dudas de los colegiados, puesto que Richi Felipe, según parece, desvió el envío para sorprender a Iván Reverter, inédito hasta el momento y al que los árbitros le dieron el tanto.

Volver a empezar para los de Albert Canillas. Problema? Ninguno. Los peñiscolanos no desviaron su rumbo ni sufrieron ansiedad por la desventaja en el electrónico. Todo lo contrario, eran conscientes que estaban en la línea correcta, y así llegó el empate, con un gran servicio de Esteban y una precisa definición de Juan Emilio al segundo palo, con la que encararon el túnel de vestuarios los jugadores.

En la segunda parte, más de lo mismo. El Peñíscola RehabMedic fue una apisonadora, por concretar de algún modo la cantidad de ocasiones que generó, con hasta tres balones a la madera y un recital de intervenciones de Iván Bernad, al que no pudieron superar en todo el segundo acto.


Con las espadas en todo lo alto, y con cinco faltas en el tanteador visitante, Santi Herrero optó por el portero-jugador a falta de cinco minutos, con el que consiguió frenar la hemorrágea y que los peñiscolanos no crear oportunidades, puesto que el Ríos Renovables Zaragoza dispuso de la posesión durante cuatro minutos, en los que solo se pudo contabilizar dos tiros sin peligro y dos robos que a punto estuvieron de materializar los de Albert Canillas.

No fue así y pese a que los locales acabaron asediando la meta aragonesa, como no podía ser de otra forma, el resultado no se movió y el Peñíscola RehabMedic sumó la octava jornada sin perder, con seis triunfos, para situarse cuarto en solitario con 44 puntos, 18 más que el noveno a falta de seis jornadas. Los valencianos acarícian su tercera participación consecutiva en PlayOff.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada