sábado, 18 de marzo de 2017

ElPozo sobrevive a La Salobreja

Jaén Paraíso Interior 1-2 ElPozo Murcia || El equipo de Josan González, con las bajas de Cardinal, Fabio y Miguelín, saca adelante un partido complicado en el que la tensión y la temperatura se elevó hasta altos límites. Tuvieron que sobreponerse al ambiente y a una segunda mitad en la que fueron superados por el conjunto andaluz (fotografías: Pedro Jesús Chaves/Jaén FS).


El paso siguiente a una Copa de España siempre es complicado. El ElPozo venía de perder el título y a tres jugadores más (Fabio, Miguelín y Cardinal) para afrontar una de las pistas más complicadas de la categoría. La Salobreja sólo había visto a su equipo perder en una ocasión de 11, cuando el Movistar Inter se dejó caer por tierras andaluzas. Con esa presión y la necesidad anímica de sacar algo positivo, los murcianos encararon un encuentro de alto voltaje con un rival que ya apretó a otro "grande" en Ciudad Real. Alicientes más que suficientes para abrir el apetito.

Los murcianos cuajaron sus mejores minutos al inicio, con una grada animada y aplaudiendo. Las pérdidas y las continuas interrupciones en el juego no parecían molestar a los visitantes, que conseguían construir jugadas con facilidad y hacían vulnerable a su rival. Como consecuencia de ello, Dídac apareció en repetidas ocasiones, más de las que le gustaría a Javi Roca, al mando de los amarillos por segundo partido consecutivo. Poco a poco, ciertas decisiones arbitrales enervaban a la grada, que entendía que su equipo estaba siendo perjudicado de forma clara. La exasperación crecía a medida que los charcuteros visitaban el campo jiennense, especialmente si Pito obraba maravillas con su control de balón o Álex filtraba pases a la espalda de la defensa. En uno de ellos, dejó a Raúl Campos sin más oposición que Dídac, pero su disparo se machó fuera.

El Jaén FS era incapaz de conectar su circulación característica y sufría en la salida de balón, con varios errores de bulto, en apariencia falta de concentración, como pesados. Apenas una falta de Solano o un remate al palo de Mauricinho fue el poco bagaje hasta el gol de Elías, precedida por una acción en la que Solano quiso atravesar una pared (llamada Álex y Elías) y se vio con los defensores encima. La bola quedó franca para el sevillano, que a la primera lo intentó, pero fue al rechace de Dídac cuando inauguró el marcador. Eso, paradójicamente, espoleó a los jiennenses, que con la entrada de Dani Martín cambiaron el partido. El salmantino, tan eléctrico como siempre, tuvo hasta tres ocasiones para obtener el empate. En una de ellas, Fede parecía batido y el balón se ajustó al palo, pero la pierna del meta, inmóvil, negó el tanto.



Era tal el fervor local que parecía increíble que marraran tantas ocasiones. Fallaba lo básico. Era ilógico. Fueron varias las oportunidades que ocurrieron, incluso a puerta vacía, sin que el esférico traspasara la línea. De vez en cuando, Andresito o Marinovic avisaban a Dídac de que todavía no se habían ido. A eso que llegó la quinta infracción del ElPozo a poco más de tres minutas. Esta circunstancia dio pie a que el público reclamara la sexta sobre Solano, en una acción que acogía más claridad que cualquiera que se hubiera visto con anterioridad. Sin embargo, el colegiado no lo vio punible y la grada despidió al dúo arbitral con una melodía sin halago alguno.

El Jaén acabó bien, pero con sabor a cobre en su regusto. Lo habían tenido cerca. Por eso iniciaron con bravura el arranque tras el intermedio. Ahora sí que elaboraban con paciencia, quizá demasiada, pues no hallaban la profundidad necesaria para saludar a Fede. Necesitaban de imprevisibilidad, que acudió en un robo de Mauricio y un posterior remate de Fabián. Fede, firme, la detuvo con seguridad, como si hubiese clavado una estaca en el suelo con un cartel que prohibía la entrada. En otra ocasión, Campoy se topó con la misma señal. Dídac aparecía mucho menos, pero lo hacía, especialmente con las voleas lejanas que le llegaban en jugadas de estrategia.

Y llegó el gol. Boyis protagonizó una de esas arrancadas con corneta de fondo en el costado derecho y conectó un disparo que Fede rechazó, pero no blocó, lo que le dio la oportunidad a Dani Martín para resarcirse y nivelar el resultado. La Salobreja estalló. A los 30 segundos, calló. Eso tardó Matteus en frenar la efervescencia. Elías, que le había ganado la espalda a Montes, le sirvió un balón al segundo palo y el internacional brasileño remató con la suela para silenciar la grada. Como a él le gusta. Con este escenario, el Jaén se volcó de forma irremediable. Fabián, tras un gran reverso, o Chino, que no llegó al segundo palo en un pase medido de Campoy, protagonizaron las ocasiones más claras. Mauricio tuvo otra con la portería vacía y tampoco embocó. Algún maleficio pasaba, otra vez, contra los "grandes".



Pero lo cierto es que, en el fútbol sala, si no la cuelas, no hay nada que hacer. Esa falta de acierto condenó a los jiennenses, que la buscaron con el juego de cinco a falta de cuatro minutos. Primero fue Dídac y, después, Chino. En una que pudieron conectar, con Campoy a banda cambiada, el catalán logró disparar y superar a Fede, pero Matteus ejerció de guardián y ejecutó un puntapié contra aquella cosa redonda con pinta peligrosa. Más tarde, Solano volvió a encontrarse con Fede en un mano a mano que lanzó al portero, gigante. El propio arquero desvió varios remates que le llegaron, en un auténtico acoso, pero acabo manteniendo su portería a salvo. Los aficionados volvieron a solicitar, no de forma educada, un posible penalti sobre Solano en los últimos segundos del partido, cuando este se redujo a un barullo en el área. No señaló nada y los tres puntos se los metió Josan González en el bolsillo.

De esta forma, los murcianos se mantienen en la tercera posición, con 53 puntos, alejados de la segunda plaza y de la cuarta. Por su parte, los andaluces pierden su segundo partido de la temporada en La Salobreja y permanecen quintos, a un punto del Peñíscola.


Los entrenadores analizan el partido en rueda de prensa




Antonio Pulido Casas@Ninozurich



Ficha técnica:

Jaén Paraíso Interior: Dídac; Boyis, Mauricio, Chino y Solano —quinteto inicial—; Fabián, José López, Víctor Montes, Dani Martín, Jordi Campoy y Mauricinho.
ElPozo Murcia: Fede; Bebe, Andresito, Raúl Campos y Álex —quinteto inicial—; Elías, Fernando, Pito, Marinovic y Matteus.
Goles: 0-1, min.11, Elías; 1-1, min.29, Dani Martín; 1-2, min.29, Matteus.
Árbitros: Gómez García y Moreno Durán (Madrid) amonestaron a Dani Cabezón, Mauricinho, Solano, Pito, Marinovic y Matteus, además de expulsar, por doble amonestación y con el partido ya finalizado, a Mauricio.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimocuarta jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala, celebrado en el Pabellón Municipal de La Salobreja, ante más de un millar de espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada