domingo, 19 de marzo de 2017

Corvo hunde aún más al Gran Canaria

Gran Canaria 3-5 Catgas Energía Santa Coloma || El equipo de Suso Méndez mira con más preocupación la parte de abajo tras sumar su sexta derrota en los últimos nueve partidos. Un espectacular Corvo, con cuatro goles, salva la imagen de los catalanes y les hace respirar un poco más aliviados (fotografía: Gran Canaria FS).


El Gran Canaria está en una situación delicada. Sólo ha sumado tres empates en los últimos nueve partidos y comienza a preocuparse por el final de temporada. Esta vez fue Corvo el responsable de hundir aún más a los isleños y que su propio equipo saliera de otra mala dinámica, a pesar del cansancio que pudo provocar la disputa de la Copa de España en Ciudad Real.

No obstante, Juanillo adelantó a los amarillos a poco de iniciarse el encuentro gracias a una serie de rechaces que sonrió al local. Poco les duraría la alegría, pues en siete minutos, el manresano del Santa Coloma batió por dos veces a Igor para darle la vuelta al luminoso. Era un partido de necesidades, para ambos, con la mira puesta en ganar sensaciones y confianza de cara a la recta final del campeonato. No se movería el marcador y el Gran Canaria lo intentaría sin premio.

De nuevo los narradores nombrarían al Corvo en la reanudación. Primero dribló al meta canario y después disparó desde la frontal. Ambos con acierto. Era el protagonista del choque. Con tres goles de ventaja, el Santa Coloma tuvo que soportar el chaparrón local. Con el juego de cinco, Juanillo embocó un chut de Pichí, aunque esta reacción quedaría neutralizada por el tanto de Pablo del Moral. Con el 2-5 momentáneo, Juanillo volvió a maquillar el marcador y puso el 3-5 final.

El Catgas pone ocho puntos de por medio con el noveno clasificado y se asegura, si no los tenía todavía atados, los playoffs por el título. Por su parte, al Gran Canaria le benefició las derrotas del Levante y el Burela y se mantiene, de forma alarmante, a cuatro puntos del descenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada