domingo, 5 de febrero de 2017

El Cartagena asusta a La Salobreja

Jaén Paraíso Interior 5-2 Plásticos Romero Cartagena || A punto estuvo el equipo de Juan Carlos Guillamón de llevarse algo más positivo del feudo jiennense si llegaran a acertar la tromba de ocasiones de las que dispusieron en la segunda parte. El factor sorpresa de Dídac como portero-jugador y la contundencia de Solano permiten a los jiennenses ganar el octavo de los nueve partidos ligueros, esta temporada, en su casa (fotografías: Pedro Jesús Chaves/Jaén Paraíso Interior).



Con el rival menos esperado vio La Salobreja tambalear la racha de triunfos del Jaén Paraíso Interior en sus entrañas, donde todo se cuenta por victorias salvo la visita del Movistar Inter. Aunque el Plásticos Romero Cartagena llegara con la vitola de ser un buen debutante (ganó en Anaitasuna y Fontes do Sar), nadie se imaginaba que a los 30 segundos ya hubiera desvirgado la meta de Dani Cabezón cuando este recibió un balón untado en mantequilla y se le escurrió de las manos. Por allí pasó Asensio para empujar la pelota y dar rienda suelta a los murmullos en la grada.

Por suerte para Dani Rodríguez, sus jugadores arreglaron el desaguisado en apenas un minuto. Un robo de Boyis en campo contrario le permitió el pase a Chino, que con maestría superaría a Alberto por el palo largo. Asunto solventado e inicio del avasallamiento. Comenzó el local a ejercer como tal con varias oportunidades en las botas de Boyis, Javi Alonso o Solano con el objetivo palpable de marcar el territorio y honrar su trayectoria. No ayudaba, eso sí, el juego de ambos equipos, impreciso y sin fluidez, como a medias. A todo esto se sumó que, entre tantas piernas de por medio, el Cartagena sumaría cinco faltas a diez minutos del descanso. Coincidió con la entrada de Dani Martín y con su oportunismo ya clásico. El salmantino se escurre como un renacuajo entre troncos hostiles, lo que le da la posibilidad de cambiar el ritmo del partido. En su primera pelota, rompió a tres contrarios y batió a Alberto. Lo hizo fácil. Y efectivo.



A Martín le dio tiempo a dar un palo, después de una excelente pared con Campoy, y a Mauricinho a fallar un 10 metros, cosa que es tan poco habitual como un pinopuente de Falete. Muchos aprovecharon para pedir un deseo. Cartagena apenas tenía voz y se revolvía de vez en cuando, aunque eran ráfagas cortas y sin continuidad. Un disparo de Jesús al que respondió muy bien Cabezón fue de lo poco reseñable de los de la Región. En cambio, el Jaén FS acumuló ocasiones con Víctor Montes, Solano o Martín. No embocó ninguna y se fue al descanso con una renta corta tras lo visto.

La vuelta del intermedio significó otro derrotero. Juanpi alcanzó el casco de capitán y tomó las responsabilidades que en su equipo nadie parecía dispuesto a coger. Con un buen quiebro anunció a Cabezón que la segunda parte iba a ser distinta. Le acompañó Saura con su imponencia en el juego de pívot y Rahali acertó con un remate al palo. El Cartagena se envalentonó de tal manera que la preocupación se instaló en La Salobreja ante el ímpetu visitante y el "aburguesamiento" de los amarillos, que tenían que hacer un esfuerzo en defensa. De todo ese galimatías salió, como era de prever, el gol de Juanpi. Se apoyó en Josema, que estaba en la frontal del área, para devolverle un balón y ajusticiar a Cabezón. Volvía el empate.



Era el momento visitante. Juanpi tuvo otra oportunidad en banda derecha, Josema dispuso de otra situación ventajosa, al igual que Elián, por lo que la preocupación ya había mutado en miedo entre los aficionados. El Jaén adoptó la estrategia que tantas otras veces ejerció su adversario: salir a la contra. Un buen robo de Campoy le permitió hacer un eslalon hasta la meta de Alberto, pero su disparo se fue sin conocer red. Entonces llegó el golpe de efecto local. Por primera vez en la temporada, Dídac ejerció las funciones de portero-jugador. Siempre se ha dicho que el catalán tiene buen dominio de pies, pero la posibilidad de que fuera el quinto hombre no estaba prevista más allá de Dani Rodríguez. Surtió efecto por desconcierto del rival. Quedaban siete minutos.

Solano necesitó menos para volver a poner por delante a su equipo. Lo hizo con una de esas jugadas tan suyas en banda derecha. Aguantó la pelota, se giró como si apretara los tornillos de su cadera y divorció la bola de su pie para lanzarla hasta la escuadra. Era imposible detener ese balón sin parar el tiempo antes. Al Cartagena no le quedó más remedio que arriesgar con portero-jugador. Tuvo una, en las zapatillas de Josema, que Dídac despejó, pero acabó encajando dos goles más (Enrique en propia portería y Chino) para cerrar un resultado más amplio del merecido.

El Jaén Paraíso Interior se mantiene en quinta posición, con 30 puntos, mientras que los de la ciudad trimilenaria están duodécimos, todavía a cinco unidades de los puestos de descenso, pero perdiendo ventaja tras dos derrotas consecutivas.



Ficha técnica:
Jaén FS: Dani Cabezón; Boyis, Javi Alonso, Mauricinho y Chino —quinteto inicial—; Dídac, Fabián, José López, Víctor Montes, Dani Martín, Jordi Campoy y Solano.
Cartagena: Alberto; Josema, Juanpi, Asensio y Enrique —quinteto inicial—; Rodrigo, Elián, Rahali, Saura, Jesús y Adeirton.
Goles: 0-1, min.1, Asensio; 1-1, min.2, Chino; 2-1, min.13, Dani Martín; 2-2, min.29, Juanpi; 3-2, min.35, Solano; 4-2, min.38, Enrique (p.p.); 5-2, min.39, Chino.
Árbitros: Cuesta Sánchez y García Morón (Andalucía) amonestaron a Boyis, José López, Dani Martín, Mauricinho y Juanpi.
Incidencias: Partido correspondiente a la 18ª jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala, celebrado en el Pabellón Municipal de La Salobreja ante un millar de personas.

Los entrenadores analizaron el encuentro


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada