sábado, 7 de enero de 2017

La taquicardia empuja al Jaén a la Copa de España

Jaén Paraíso Interior 4-3 Magna Gurpea Navarra || Un último minuto de infarto, de remontada y de fallos navarros hacen que el cuadro andaluz sume la quinta victoria en su pista y alcance matemáticamente su presencia en la Copa de España de Ciudad Real. Los de Imanol Arregui tendrán que imponerse al Peñíscola en Anaitasuna para adquirir ese mismo billete como octavo pasajero (fotografías: Pedro Jesús Chaves/Jaén Paraíso Interior).



Uno de los dos acabaría celebrando al final de la tarde su clasificación para la Copa de España, era lo más probable, lo que anticipaba un duelo de nervios a resolver durante los siguientes 40 minutos entre el Jaén Paraíso Interior y el Magna Gurpea Navarra. Ambos habían permanecido durante toda la primera vuelta entre los ocho primeros clasificados y sería demasiado cruel quedar a las puertas cuando la ronda ya agonizaba. No predecían que el final de la contienda podría dar un giro más como macabro resultado de un partido que se decidió a falta de diez segundos para su conclusión. Un desenlace épico que dejó al Jaén FS con el billete picado para Ciudad Real y a los navarros con la impotencia de cometer tres faltas determinantes en el último minuto.

Aunque hasta llegar a ese punto de emoción pareció que hubo que pasar una penitencia que compensara el exceso de adrenalina. El encuentro fue tenso, pero sin una generación prolífica de ocasiones. Un par de voleas de Eseverri y Jesulito que detuvo Dídac y otra similar de Mauricinho en la que se interpuso Asier apenas inquietaron a la grada, que permanecía activa con los bombos y palmas mientras solicitaban un Palacio de Deportes para la capital jiennense, por lo que hubo más ruido fuera que dentro de la cancha. Hasta tal punto llegó la incoherencia que un balón proveniente de un córner en campo navarro propició que los jugadores giraran como peonzas ignorando dónde se había metido la bola. No había manera de que acertaran. En ese terreno de misterio, Rafa Usín rozó una pelota que Yoshikawa le sirvió desde un saque de banda para inaugurar el marcador. En los siguientes nueve minutos pasó poco, por no decir nada, de no ser por el ímpetu de Víctor Montes en animar el cotarro. El jiennense hizo una jugada individual que acabó con el córner que posibilitaría el empate de Jordi Campoy, de disparo cruzado, en el minuto 14.



Como si de un fantasma se tratara, el éxtasis se levantó de su letargo y hubo movimiento. A Jesulito le rebotó un balón cuando estaba solo ante la portería, en la siguiente jugada un contraataque rapidísimo fue cortado por dos duras acciones de los navarros en los que el público, siempre inflamable, se volvió contra los colegiados. Con razón. Era la quinta falta del Xota cuando restaban seis minutos y veían que su equipo era capaz de darle la vuelta al resultado. A punto estuvo Víctor Montes si su remate hubiese bajado medio metro más hacia la escuadra. La sal ya estaba echada, aunque faltaba la salsa, esto es, la polémica. Por partida doble.

En la primera, Solano conducía el balón hacia su portería y fue arrollado por Araça, que en vista de que su acción no fue sancionada, se dirigió hacia el segundo palo, donde Dani Saldise le serviría el balón para adelantar a los suyos de nuevo. Aquella acción fue muy protestada por los locales, que entendieron fue antirreglamentaria.

Dos minutos después llegaría la segunda. Mauricio se marchaba por banda izquierda cuando disparó hacia portería y, mientras su balón estaba por los aires, La Salobreja oyó un pitido y las miradas se dividían entre el esférico y Mauricinho, que yacía sobre la pista, objeto de una fuerza que le derribó. El enfado de la grada creció cuando presenció cómo el balón de Mauricio se coló en la portería y se le dio más valor a la sexta falta cometida sobre su homónimo. En este punto cabe recordar que no hay ley de la ventaja en la sexta falta, según lo estipulado por el reglamento. El pollo, como es menester, estaría montado si no se embocara el lanzamiento desde los diez metros. Por suerte para los oídos de los árbitros, el pívot anotó el empate, aunque esto no evitaría que al descanso recibieran una sinfonía de silbidos en si menor.



El ambiente estaba caldeado, como se volvió a apreciar en el momento en el que los árbitros volvieron a pisar la pista para el inicio de la segunda parte. Empezó mejor el cuadro navarro, con dos palos. En el primero, una preciosa vaselina tocada de Jesulito, cuyo rebote cayó a Saldise, que hinchado en ingenuidad no pudo embocar. En el segundo, el rechazo de Yoshikawa a la madera buscó a Martel en la frontal para cambiar la historia y, esta vez, sí, marcar. Estaban por delante de nuevo. Quedaba el desierto. De ocasiones. De concreción. De precisión. Durante varios minutos no pareció haber nada, ni siquiera público, que veía un desenlace fatalista del duelo, lo que contagió a los jugadores andaluces ante una hipotética machada. El Xota estaba tranquilo y exprimía cualquier fallo jiennense porque no le hacía falta arriesgar. Lo poco que sufrió lo desactivó Asier, aunque tuviera que hacer malabares.

A falta de 4:36 minutos, Dani Rodríguez alineó a Mauricio como quinto hombre. No crearon demasiado peligro más allá de un posible penalti contra Solano. Pasó desapercibido. Un disparo del cordobés cuando superaron una línea u otro de Chino que sacó Asier con la pierna derecha fue lo más peligroso hasta que arribaron los cortocircuitos del Xota. Dos faltas en apenas tres segundos, cuando el Jaén FS estaba ahogado, le insuflaron oxígeno a los amarillos. De esta última, que era la quinta con 70 segundos aún por jugar, se alumbró el empate en las botas de Solano, que no atravesaba una buena racha. Casi sin ángulo, disparó con la fuerza de la rabia y niveló el encuentro para que la grada recobrara la fe de un golpe seco: "¡A por ellos, oé!".



Yoshikawa se puso la zamarra de portero-jugador y, tras conservar la bola durante 50 segundos, decidieron atacar cuando quedaban 20. La ineficiente circulación navarra provocó que Dídac les arrebatara la pelota y se dispusiera a rematar. Pero los navarros hicieron falta. La tercera en un minuto, el último. La sexta en los últimos 20. Otro diez metros más. Otra vez Mauricinho, con la presión que conllevaba un momento de tal importancia, superó a Asier y explotó La Salobreja como si llevara confeti en su interior. Los jugadores y los aficionados gritaron de éxtasis con sólo diez segundos por delante. Ya lo celebraban. Ya lo celebraron tras el pitido final. Todos sonreían después de una arritmia de 60 segundos.

El Jaén Paraíso Interior acudirá a su segunda Copa de España después de una épica clasificación. Volverá a Ciudad Real, donde levantó el trofeo en su debut. El Magna Gurpea Navarra, por su parte, tendrá que esperar a la última jornada, en su casa ante el Peñíscola, para corroborar su presencia en Castilla-La Mancha.

Ficha técnica:
Jaén FS: Dídac; Mauricio, Boyis, Jordi Campoy y Mauricinho —quinteto inicial—; Fabián, Víctor Montes, Dani Martín, Javi Alonso, Chino y Solano.
Xota: Asier; Araça, Eseverri, Jesulito y Rafa Usín —quinteto inicial—; Yoshikawa, Alvarito, Roberto Martil y Dani Saldise.
Goles: 0-1, min.6, Rafa Usín; 1-1, min.14, Jordi Campoy; 1-2, min.18, Araça; 2-2, min.20, Mauricinho; 2-3, min.25, Roberto Martil; 3-3, min.39, Solano; 4-3, min.40, Mauricinho.
Árbitros: Martínez Segovia (Castilla-La Mancha) y Munez Carpintero (Madrid) amonestaron a Boyis, Mauricio, Dani Martín, Solano, Araça, Yoshikawa, Eseverri y Roberto Martil.
Incidencias: Partido correspondiente a la décimocuarta jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala, celebrado en el Pabellón Municipal de La Salobreja (Jaén), ante más de un millar de espectadores.


Dani Rodríguez se alegra por la afición


El entrenador del Jaén Paraíso Interior, Dani Rodríguez, analizó el encuentro en rueda de prensa: "Fue un partido igualado, como se esperaba, en la primera parte fuimos superiores, excepto las primeras jugadas iniciales. Creo que hemos regalado los dos goles, el primero en un saque de banda que entra como de rebote y en el segundo Solano quiere forzar la sexta falta, pero hoy no estaban para regalarnos nada. Nos hemos repuesto bien a los dos mazazos. En la segunda parte ellos salieron mejor que nosotros, con dos ocasiones bastante claras. En su tercer gol, en un remate al palo el rebote les cae y marcan. A partir de ahí hubo una fase en la que el público se ha venido abajo, los jugadores querían y no podían y han pasado muchos minutos sin que ocurriera nada. Dos o tres jugadas a reseñar, alguna que podría haber sido penalti, pero bueno, en líneas generales fue muy igualado. Arriesgamos con portero-jugador, ni bien ni mal, tuvimos un par de ocasiones claras, que es lo que se pide de cinco, lástima que no entraran. Al final el Xota también lo utilizó, no sabemos si de verdad por ir a por el partido o para quedarse con el punto. Robamos y una falta clarísima a Dídac permitió a Mauricinho, con la presión que ello conlleva, ejecutar del lanzamiento de 10 metros de forma magistral y celebrar la clasificación para la Copa de España".

Interrogado por si sabe mejor de esta manera, contestó: "Al final la clasificación ha sido por toda una primera vuelta, en la que creo que lo hemos hecho muy bien. Nos ha faltado efectividad en determinados momentos para habernos clasificado antes, pero al final es un cúmulo de cosas y sobre todo es a la afición a la que mejor le sabe por recordar cómo ha sido. Esos diez segundos. Mucho trabajo durante todo el año, desde agosto. No merecíamos tanto castigo en otros partidos. Me alegro por la afición y por ver un pabellón lleno, que se queda pequeño para lo que está haciendo este equipo". Por último, tuvo palabras para Solano, que marcó su cuarto gol en 11 partidos. "Creo que trabajó bien durante la primera vuelta. Quizá nos esperábamos más de él porque acabó muy bien la última temporada. No ha tenido un partido fácil. Creo que ha seguido intentándolo. Es un jugador que falla, y falla bastante, y hay que agradecerle que continúe y, a pesar de ciertos murmullos que se escuchan, significa que es un jugador que quiere. Esa falta directa le permite irse con buen sabor de boca a su casa", finalizó.


Imanol Arregui se lamenta por cómo jugaron los últimos dos minutos


El técnico del Magna Gurpea Navarra, Imanol Arreguí, se mostraba resignado ante los medios de comunicación. "Ha sido un partido que hemos tenido muy bien controlado hasta el último minuto y medio. Fuimos por delante o con empate durante muchos minutos y al final, en dos faltas tontas, se nos ha complicado. Dos errores nuestros. Sacamos el portero-jugador con la intención de tener el balón hasta el final y buscar una ocasión clara. Nos la jugamos y nos salió mal. Totalmente injusto, pero esto va así", empezó. Y prosiguió con tristeza: "Ya son tantas. No son ni la primera ni la segunda de esta temporada. Es lo que hay. Salió todo al revés. No hemos merecido perder, pero al final arriesgamos demasiado a falta de tan poco tiempo y nos costó el partido. Nada más".

Volvería a sacar el quinto hombre en una situación similar, dijo el navarro. "Haría lo mismo. Siempre lo hago. No hemos perdido por sacar el portero, nos han empatado en la quinta falta y teníamos el partido controlado. No nos estaban haciendo absolutamente nada de cinco. Estábamos defendiendo muy bien. Se nos complicó en esas dos faltas. Nos la jugamos de una forma y salió de otra. No lo hemos hecho bien. Ganamos todos y perdemos todos. He visto partidos todavía peores que el de hoy, en cuanto a lo que pasa en la pista, que no se refleja en el marcador. Y esta temporada. A seguir y el martes tenemos otro partido. No hemos merecido perder y eso es lo que no se refleja en el marcador. Cualquiera que haya visto el partido y vea el resultado dirá que ha sido un partido igualado y tal, pero desde luego se puede dar cualquiera, pero la derrota es totalmente injusta", continuó.


Para finalizar, añadió: "Hemos podido meter algún gol más cuando teníamos ventaja y de la forma más tonta nos han hecho los dos goles. Esto es el juego. Dependemos de nosotros para estar en la Copa. En casa, con nuestra gente. Si ganamos estamos en Ciudad Real. Llevamos dos meses jugando con tres cambios y el equipo está haciendo muy buenos partidos, compitiendo bien, y nos falta esa pizquita de suerte. Hoy, simplemente, no hemos sabido jugar esos últimos dos minutos. Ya está".


Antonio Pulido Casas
@Ninozurich

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada