sábado, 26 de noviembre de 2016

El Jaén FS pica y halla oro ante el Zaragoza

Jaén Paraíso Interior 3-1 Ríos Renovables Zaragoza || El equipo andaluz tuvo que martillear la meta de un excelente Iván Bernad durante 33 minutos para encontrar un botín ansiado desde el primer instante. Los de Dani Rodríguez jugaron el partido más completo en lo que va de año en La Salobreja y recogieron tres puntos ante un rival que pareció inoperante, pero que pudo rascar si hubiese aprovechado sus oportunidades (fotografías: Jaén FS).


El Jaén Paraíso Interior encaraba un partido difícil. El equipo había mostrado síntomas de desconexión ante el Ribera Navarra en su derrota en Tudela y, además, le visitaba un adversario que llegaba tras empatar ante el FC Barcelona en el Siglo XXI de Zaragoza. Buscaban un revulsivo en su cancha, donde habían ganado todo. Y han ganado. También ante el Ríos Renovables. Los pupilos de Dani Rodríguez cuajaron una actuación brillante y completa durante todo el partido y pudieron haber jugado con más tranquilidad mental de no ser porque Iván Bernad desesperó a cada jiennense sentado en La Salobreja. Al materializar el primero, los nervios desaparecieron y la fiesta comenzó.

Aunque hasta entonces no se definió con efectividad. El Jaén FS, desde el primer minuto, generó ocasiones con suma facilidad. Estiraban el campo con la presencia de Mauricinho como pívot fijo y se abrían lso jugadores de banda, lo que facilitaba la circulación y rompía la defensa zonal del Ríos. Poco a poco, cuestión de tiempo, fueron llegando las ocasiones: Boyis, Mauricinho, Felipinho, Montes o Mauricio ensayaron disparos sin llegar a embocar. Los andaluces se gustaban y lo demostraban con gestos técnicos como el caño de Campoy a Retamar, un autopase de Boyis u otra "porra" de Dani Martín a Nano Modrego. Ganaban en confianza porque le salían las cosas...salvo el gol.


El Zaragoza no tenía muchas oportunidades y se encontraba acorralado en su campo. Tardó seis minutos en conectar el primer chut a puerta, obra de Retamar. No dañaban al rival, si acaso con otro disparo de Jorge Santos que salió demasiado cruzado. Mientras tanto, los amarillos proseguían con su habitual asedio, con multitud de recursos y contragolpes merced a los robos de un extraordinario Boyis. Una volea y un palo de Chino o un mano a mano de Dani Martín que tampoco sumaron el primer gol empezaba a incordiar a La Salobreja. No era posible que se marraran tantas oportunidades. O sí: Iván Bernad. El arquero comenzaba a asomarse como el desesperante sujeto que respondía al resultado. Era capaz de detener con cualquier parte del cuerpo: con la cabeza, con el pecho, con la mano, con el culo... Estuvo en forma, sin ninguna duda. La superioridad local hacía presagiar que el único peligro para los andaluces era que esa estadística no sirviera para nada. Más si cabe tras una volea de Modrego, directa a la escuadra, que Dídac tuvo que despejar. Y llegar al descanso sin goles.

No obstante, las sensaciones eran de cautela en los de Dani Rodríguez. No pretendían que la desesperación les contagiara, como ocurrió en Tudela, y tras el intermedio buscaron el gol con tranquilidad, como si supieran que iba a llegar. Dani Martín, Chino o Javi Alonso fueron autores de más remates sin suerte, mientras que el Zaragoza no lograba hilvanar jugadas, lo que también salvó al bando local. Jordi Campoy, además, se encargaba de desbaratar algún que otro contragolpe aragonés y montaba la respuesta con facilidad. La entrada de Óscar Villanueva pudo cambiar el partido: el joven dispuso de tres oportunidades para inaugurar el marcador, sobre todo una volea, en la frontal del área, ante Dídac, después de un fallo de Fabián. La mandó fuera. La Salobreja resopló, pues no se creía que esos puntos pudieran volar.


Iván Bernad proseguía con su show. En la misma portería que hace una temporada protagonizó la parada del año —en la que casi puso el pie en el larguero—, fue responsable de una a la altura, frenando a Dani Martín en el segundo palo después de un servicio de Chino. Era gigante el poder y el dominio en su área. Infranqueable. Pero una barrera de tales magnitudes también podía fallar. A los 33 minutos, Dani Martín, con la puntera, buscó el palo largo y halló oro, digo...gol. El primero. Más resoplidos. Esta vez de alivio. Eran demasiados los disparos —es posible que más de 40— que los locales emitieron. En los minutos siguientes, Dídac también se empleó para evitar el empate. Por dos veces.

Aunque Mauricio, uno de los más listos de la clase, cazó un robo a Richi Felipe y definió por alto a Iván, que ya no era tan gigante. Más alivio. Unos minutos después, Jordi Campoy culminaría la goleada después de otra jugada de Mauricio y en mitad del barullo. Faltaban dos minutos y Santi Herrero dispuso el portero-jugador. Dídac neutralizó bien y sólo un fallo del catalán a disparo de Adri Ortego les permitió sumar un tanto. Ya no había tiempo.

Los jiennenses ascienden hasta la sexta posición y se mantienen en puestos de Copa de España, muy alejados de los aragoneses, que con seis puntos están en el decimotercer lugar.


Dani Rodríguez se muestra satisfecho con el trabajo


El técnico jiennense dio su opinión sobre el partido de su equipo: "No ha sido el más completo. Creo que lo habíamos trabajado muy bien. El hecho de que Zaragoza tenga una defensa en zona pura y dura había que estudiarla toda la semana, con movimientos específicos que sabíamos que iban a salir. En ese sentido, el equipo ha estado muy centrado en todo momento, en defensa y ataque. Estábamos preocupados, porque Zaragoza ha llegado muy pocas veces, pero al final tienes que meter goles. Hubo un momento en los que sabíamos que ellos podían tener una ocasión y meterla. El equipo ha confiado en sus posibilidades hasta que abrimos la lata y luego un resultado corto para lo que se ha visto en La Salobreja". Sobre la doble cara de su equipo lejos de su cancha, dijo: "No lo temo. Sé que es muy difícil ganar en cualquier sitio. Puntuar es muy difícil en Primera División. Hicimos en Gran Canaria, en Santa Coloma y en Tudela buenos partidos, pero la efectividad nos ha fallado. Está la cosa muy igualada y los equipos contrarios tienen sus ocasiones. Está claro que puntuar en casa, de tres en tres, es fundamental. Estamos hablando de que es la octava jornada y aún no hemos cosechado ningún empate, cosa que la campaña pasada era casi semanalmente. Intentamos que La Salobreja siga siendo un fortín".

El Jaén sigue entre los ocho primeros, lo que es buena noticia para el club y la afición. "La Copa de España está un poquito más cerca, pero sigo insistiendo que la clasificación, ahora mismo, está puesta en función del tramo por el que pasas con los equipos de arriba. Burela, Ribera o Zaragoza luchan ahora con los equipos que tienen posibilidad para estar en Ciudad Real y nosotros tenemos que asegurarla lo antes posible", admitió. Por último, la semana próxima visitarán Murcia, con un ElPozo enrachado: "Con estos tres puntos encaramos la visita con más tranquilidad. Los jugadores eran conscientes de que pronto llega el plano duro del calendario. Se encara sabiendo que va a ser un partido difícil, pero ¿por qué no? Igual se nos han escapado puntos que nos merecíamos, vamos a dar guerra y que ElPozo no se encuentre cómodo".

Santi Herrero se mostró resignado por el resultado


El técnico aragonés alabó a su portero: "Iván estuvo muy bien. Jaén generó más juego y ocasiones. Parecía cuestión de tiempo, pero les hemos metido el miedo en el cuerpo con ese aguante. Los partidos se los suele llevar el que mejor lo hace, y hoy ha sido así". En líneas generales, admitió que su equipo estuvo dominado: "Nos han leído bien la defensa. También es un tema de calidad. Individualmente han fallado pocos pases y encaraban en banda. No hay ni uno ni dos, sino que hay varios que lo hacen. Tienen pívot fijo, que también complica. Nosotros no hemos podido contar con Víctor Tejel, que es importantísimo, y tampoco tenemos la suerte de tener una plantilla tan amplia. Todas esas cosas hacen que el equipo que es mejor sobre el papel lo demuestre. Somos un equipo complicado, pese a las bajas, y hay que ganarnos. El Jaén ha sido bastante constante y ha merecido el triunfo".

El Ríos Renovables no es tan fiero lejos del Siglo XXI, por lo que se le interrogó sobre esta situación. "Es cierto que hemos jugado cuatro partidos fuera de casa y hemos empatado uno. Hay que ver los partidos también. Perdimos contra el Inter, perdimos con Xota en Pamplona, empatado ante el Levante y hemos jugado aquí en Jaén. Sobre el papel, son todos superiores a nosotros y vamos a pelear a donde sea, pero en todos los partidos hemos tenido opciones, salvo hoy, que han sido muy superiores. En casa cambia un poco el cuento, pero no tiene nada que ver. Empatar contra el Barça es una anécdota. Perder hoy aquí es otra. Cada partido es una historia. A veces el papel te dice que los grandes te meten 1-6, pero eso no es así de fácil. Cualquier cosa que se quiere, en esta categoría, hay que demostrarlo. Cada uno con sus ideas", finalizó.

Ficha técnica:
Jaén Paraíso Interior: Dídac; Boyis, Mauricio, Jordi Campoy y Mauricinho —quinteto inicial—; Fabián, Felipinho, Víctor Montes, Dani Martín, Javi Alonso y Chino.
Ríos Renovables Zaragoza: Iván Bernad; Retamar, Nano Modrego, Richi Felipe y Adri Ortego —quinteto inicial—; Óscar Villanueva, Trasobares ,Jorge Santos y Anuar Maimon.
Goles: 1-0, min.33, Dani Martín; 2-0, min.36, Mauricio; 3-0, min.38, Jordi Campoy; 3-1, min.40, Adri Ortego.
Árbitros: Martínez Segovia (Castilla-La Mancha) y Munez Carpintero (Madrid) amonestaron a Dani Cabezón, Boyis, Felipinho y Jorge Santos.
Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala, disputado en La Salobreja, en Jaén, ante un millar de aficionados.


Antonio Pulido Casas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada