miércoles, 19 de octubre de 2016

Las sorpresas no abdican en la Copa del Rey

Los dieciseisavos de final del torneo depararon dos sorpresas con equipos de Primera División eliminados ante conjuntos de categorías inferiores. Así, el Santiago Futsal se despidió de la competición ante el Noia (Segunda B) y el Cartagena hizo lo propio ante el Valdepeñas (Segunda). En el resto de encuentros, Jaén Paraíso Interior, Palma Futsal, Aspil-Vidal Ribera Navarra, Jumilla y Burela Pescados Rubén cumplieron los pronósticos, aunque la mayoría de ellos con mayor estrechez de la esperada (fotografías: Jaén Paraíso Interior, UMA Antequera y Palma Futsal).


La Copa del Rey es de las competiciones más atractivas por doble motivo: el primero, permite a los equipos menores recibir a otros de mayor envergadura, mientras que el segundo es que presenta, en un alto porcentaje, sorpresas inesperadas, lo que a los aficionados más modestos celebran por aquella mística de que David venza a Goliat ante una gesta inesperada.



En Noia y Valdepeñas llevan celebrando desde este marte las hazañas de sus conjuntos, al eliminar, respectivamente, al Santiago Futsal y al Cartagena. El primer caso, de hecho, el que enfrentaba a los dos equipos gallegos, puede acumular más mérito, si cabe, pues el pequeño municipio coruñés de la Segunda División B venció al de la capital, que milita en la máxima categoría de la disciplina. En la segunda parte, los locales ya ganaban 2-0, siendo el último de estos obra de Dani Quintela (hermano de Diego, quien hace meses se le retiró la camiseta en el club santiagués). Los de Valladares habían tenido oportunidades y chocado con el poste, pero no habían tenido suerte de cara a puerta. Álex Diz se vistió con la zamarra de portero-jugador y fue su hermano quien recortó distancias y, a 30 segundos del final, volvió a empatar el encuentro para ir a la prórroga. El Santiago, esta vez sin Alemao, cayó derrotado cuando Cristian marcó el tercero y definitivo tanto y Brais, el guardameta noyés, exhibió sus cualidades y dar el pase a octavos de final a los suyos (3-2).



Algo parecido ocurrió en Valdepeñas. El equipo manchego sumó su séptimo partido sin conocer la derrota ante un Primera como el Cartagena, que sobrevivió gracias a la actuación de Cristian Rubio (dos goles), insuficiente para frenar la inercia ganadora de su adversario (4-2). Los de Leo Herrera estarán por segundo año consecutivo en la segunda ronda tras cornear en los momentos justos a los murcianos.



Con menos sufrimiento se fue el Jaén Paraíso Interior de Ceuta. En el día del patrón y cierre de las fiestas de la capital andaluza, las de San Lucas, los de Dani Rodríguez se dieron un festín ante el Unión África Ceutí en un encuentro que encarrilaron desde el principio y en el que no sufrieron. Un triplete de Víctor Montes allanó el camino hasta el 0-8 final. Antes, Dani Cabezón (oriundo de la ciudad autónoma) y Dani Rodríguez (exjugador del equipo caballa) recibieron sendos homenajes en los prolegómenos de la eliminatoria.





El Jumilla y el Ribera Navarra no pueden decir que solventaran su eliminatoria con similar holgura. Ambos consiguieron su billete con marcadores pírricos, por los pelos, de los que se extrae que todavía no están a su mejor nivel. Los murcianos visitaban la pista del UMA Antequera, precisamente uno de los equipos con los que se jugó el descenso la temporada pasada. La igualdad iba a estar presente. A pesar de las bajas, los de Gea remontaron un 2-0 adverso hasta el 2-5 gracias a los errores contrarios. Finalmente, ya con portero-jugador, Tete sería autor de un doblete en el último minuto (4-5).




Los de Tudela también necesitaron de darle la vuelta al marcador para lograr el billete. A los tres minutos, el Cidade de Narón se adelantó, momento en el que los de Pato pusieron la máquina a engrasar para llegar a la orilla cuanto antes. Lo hicieron antes del descanso, mediante Rubi y Luisma, para poner el resultado definitivo. En la segunda parte, pese a los intentos de los gallegos con el juego de cinco, no hubo otro ganador que los navarros (1-2).



El otro derbi gallego de la jornada, el que enfrentó al Prone Lugo y al Burela, se decantó del lado naranja (3-5). No fueron superiores los de Daniel Ibañes en el primer acto, lo que provocó un empate a dos al descanso. Tras el intermedio, aprovecharon el bajón del Prone y pusieron tierra de por medio hasta el 2-5. Controlaron entonces la eliminatoria (y posterior clasificación) sin que el gol de Caique, en el minuto 30, les inmutara.



El actual subcampeón de la competición, el Palma Futsal, viajó hasta la cancha histórica del Talavera para alcanzar su clasificación por el tanteo de 1-3. Sin embargo, el encuentro empezó con turbulencias para los de Juanito: Carlos Barrón detuvo un penalti cometido por Joselito. De hecho, ninguno perforaría la red contraria en los primeros 20 minutos y sería el mítico Justo Cáceres, en un contragolpe, el que inaugurara la contienda en el segundo tiempo. Acto seguido, Chicho volvería a igualar. La sombra de la heroica en el Primero de Mayo sobrevoló cuando fue expulsado Lolo Suazo, aunque los baleares aguantarían sin encajar. Los goles de Carlitos y Paradynski sentenciarían el partido no sin emoción.




Antonio Pulido Casas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada