sábado, 29 de octubre de 2016

El Jaén Paraíso Interior devora al Jumilla

El equipo andaluz sacia las malas sensaciones que dejó en casa la campaña pasada y consigue una goleada muy necesaria para olvidar todo mal recuerdo de hace unos meses. La plantilla murciana, mermada por las bajas e inexperta en la élite del fútbol sala español, terminó claudicando sin poder contener el vendaval adversario a pesar de que tuvo oportunidades para inaugurar su contador de goles (fotografías: Jaén Paraíso Interior).


Esta crónica sería inservible si usáramos tópicos periodísticos como que se vio un partido disputado y el marcador no señala lo que ocurrió en la pista. El Jaén Paraíso Interior infligió a su rival una goleada a la altura de la distancia que, hoy por hoy, distancia a ambos conjuntos. La plantilla de Juan Francisco Gea llegó a la capital andaluza con tan sólo diez hombres (tres de ellos porteros) debido a las bajas de Javito, Pimpolho, Samuel Lastra, Meliyo y Ary Neto, al que se sumó Lucas tras el descanso por un esguince de tobillo. Los locales devoraron a su rival con tal hambre que espantaron de una vez por todas los malos recuerdos en casa de la pasada temporada.

Tampoco merece la pena contabilizar las ocasiones, pues sumadas a la representación por escrito de los goles haría de este texto una imitación a la introducción de Star Wars: un texto inacabable. A pesar de ello, Dídac salvó dos mano a mano —uno a Raúl Gómez y otro a Lucas— antes de que comenzara la cascada de tantos, que inició Mauricio a los cinco minutos merced a un disparo potente ante el que Juan Antonio no pudo hacer nada. El Jumilla era tímido y sus contraataques estaban inmersos en una anarquía automutilante. Los jiennenses circulaban y amasaban la bola en busca de que apareciera el espacio. O Víctor Montes. El pívot, que no había tenido muchos minutos esta temporada, anotó el primero de su póker particular tras un desmarque a banda y servicio de Solano. Con el encuentro encarrilado, la mayor preocupación para Dani Rodríguez fue ver a Fabián atendido por el responsable médico (no volvería a jugar en la segunda parte).


Boyis, de disparo lejano tras un saque de esquina de Mauricio, y Víctor Montes, con una picada preciosa, ampliaron la ventaja hasta el 4-0. Hasta entonces, el público estaba alegre y ovacionó al capitán José López, que por primera vez pisaba La Salobreja en partido oficial esta campaña. El Jaén FS era muy superior y así lo demostraba en la pista, con un goteo incesante de ocasiones. Gea optó por usar el portero-jugador (Poti) a 4:41 minutos del final y aquello derivó en un doblete de Dani Martín, que mostró su particular devoción por acumular goles a su espalda. Con 6-0 acabó la primera parte, donde se creía que se habian celebrado la mayoría de los puntos de la tarde.

En la segunda parte, el salmantino completó su triplete. El encuentro no se extendió más allá de lo que decidiera el cuadro local. Everton, de picada, o un palo al final del partido, pudieron ser el tanto del honor para los murcianos, que ni con el cancerbero David Moral —que debutó en LNFS con el cuadro jiennense, procedente del filial— lo consiguieron. Anotaron Solano (de penalti), Víctor Montes y de nuevo Solano (en apenas un minuto). Boyis, Mauricinho, José López y otra vez Montes apuntaron sus nombres en una de las mayores goleadas de la historia del club de la ciudad del Santo Reino. Apenas encontraron oposición y quisieron sumar puntos para una hipotética lucha por entrar en la Copa de España.

De esta forma, el Jumilla continúa como último clasificado de la Primera División, con cuatro derrotas en cuatro partidos, mientras que el Jaén Paraíso Interior duerme como tercer clasificado con nueve puntos, a la espera de lo que hagan el Palma Futsal y FC Barcelona Lassa, este domingo, en sus encuentros ante el ElPozo y Gran Canaria, respectivamente.


Dani Rodríguez se mostró seguro por su equipo


El entrenador valoró lo sucedido en La Salobreja: "Ha sido un partido en el que ha salido todo. Es verdad que el Jumilla, después de la jornada anterior, iba a venir un poco cabizbajo y teníamos que hacer las cosas como teníamos planeadas. Al principio hemos salido dormidos y han tenido alguna ocasión, pero en el momento que hemos tenido la efectividad, creo que el equipo se ha gustado más y ha sucedido un encuentro sin historia. Quiero aprovechar para dar ánimos al contrario, porque sé que están pasando una situación difícil, tanto la plantilla como el cuerpo técnico". Respecto a sin han jugado a medio gas, respondió: "Hemos intentado ser honestos con nosotros, con la gente que ha venido y con el contrario. Llevamos toda la semana trabajando para un partido y por un gol o dos goles te puedes quedar fuera de la Copa de España. Nos hemos encontrado con un pabellón lleno y teníamos que hacer lo que teníamos que hacer. Estoy contento por la actitud de los jugadores, porque creo que ha sido respetuosa".

Algunos jugadores que no han gozado de muchos minutos han participado y han completado una buena actuación. "Todo el mundo entrena para competir, hay que aprovechar las oportunidades, como Montes en los dos últimos partidos. Aun así, soy el que menos se fija en los goles y me quedo con las sensaciones de trabajo y predisposición. Todo el mundo me está demostrando que, cuando entra en la convocatoria, rinde", aseguró antes de continuar de expresar con la alegría esta campaña. "Están saliendo mejor las cosas que la temporada pasada, aunque no me gusta volver al pasado. Estamos sacando los partidos bastante bien y lo que tenemos que hacer es seguir en la línea porque esto acaba de empezar. Este año nos ha tocado un calendario en el que todo los que juegan contra el Barcelona, después juegan contra nosotros, no sabemos si esto es bueno o malo, pero sí es verdad que estamos seguros que allí nos enfrentarán con ganas de puntuar. Es un partido difícil porque viajar a Gran Canaria es complicado. Creo que transmiten mejores sensaciones que otros años que han estado en Primera División", dijo. Por poner un pero, matizó: "Quizá la falta de ritmo en un principio es lo que más me ha molestado, pero le pongo un 10 al equipo porque ha cumplido".


Gea asegura que algo no están haciendo bien


Apesadumbrado, el entrenador del Jumilla acudió a rueda de prensa como si fuera inevitable el marcador final: "Es muy difícil hacer una valoración con este resultado. Felicitar al Jaén FS por la victoria, por el juego y por el respeto que han tenido hacia nuestro equipo, porque si no hubiera sido así, yo me enfadaría. Juego limpio. Quizá los primeros minutos, si hubiéramos metido alguna, hubiera cambiado, o contraataques de 3vs1 que hemos seguido por el centro en vez de pasar. Lo típico que se dice en las bases: 'Si puedes pasar, pasa, no tires'. Al final, esa falta de experiencia nos ha privado de ir por delante en el marcador y animar a los chicos. Cuando no consigues hacer gol, lo que viene después es muy complicado. Teníamos muchos lesionados con varios golpes en los partidos".

Preguntado sobre qué decir, en esta tesitura, a los jugadores, fue sincero. "Es muy difícil. Intentar animarlos, que sigan trabajando, pero lo cierto es que es muy complicado. Creo saber, por el tiempo que llevo en esto, lo que la gente va a decir. Que este resultado supone un fraude a la competición. En fin, todas esas cosas que el día que se repartieron las neuronas, les tocaron más a ellos y a los demás nos tocaron menos. Nosotros nos ganamos en la pista estar hoy en Primera División. Es cierto que, en virtud del resultado, no lo hemos hecho bien, a costa del Elche y UMA Antequera, que tienen una infraestructura más potente. Pero claro, lo que no se puede es hacer todos los años igual, hacemos un equipo nuevo, con 12 tíos nuevos, 12 chiquillos nuevos, en junio no sabemos si vamos a salir... Estoy haciendo autocrítica, algo estamos haciendo mal. Nosotros, como equipo, tenemos que meditar las cosas más en serio. Eso me duele. Y luego, más globalmente, para que la autocrítica no quede en nosotros, algo no estamos haciendo bien todos cuando en un equipo de Primera División se da un 14-0", aseveró. Cuestionado sobre quién tiene la responsabilidad, dijo: "No sé de quién es la culpa, pero hay algo que no suena bien. Cada uno que haga su análisis. Es una diferencia muy grande, la que es de plantilla. Lo que nosotros tendríamos que tener es un presupuesto como el del Jaén FS, y competir en iguales condiciones. La realidad es esa. El problema es, cada año, dar una vuelta de tuerca, y salir por nuestro amor al fútbol sala y a nuestra afición, con doce chicos de 19 y 20 años. Vamos a esperar cómo termina y a recuperar los que tenemos lesionados. Intentar levantarnos y terminar lo mejor posible. No descarto poder levantar el vuelo. Los chavales están muy desanimados y sales al partido para intentar hacer un buen resultado para lograr puntos. Pero no lo encuentras".

Por último, aseguró que no peligra la viabilidad del club "en ningún caso". "A lo mejor el que falla soy yo. Estoy a disposición del club, aunque lleve 20 años. Quizá viene una persona que le haga jugar mejor, no lo sé. Lo último es no terminar, a costa de lo que sea. Cambios hay que hacer. No es normal en junio cambiar doce y en diciembre hacer uno medio nuevo. Claro, eso puede ocurrir, ciertamente. Es una oportunidad para muchos estar hasta diciembre, además firmada, para ver si se adaptan a la categoría. Está claro que, de cara a diciembre, los resultados lo dicen. Yo trabajo igual que trabajaba antes y hago lo que puedo y ellos igual. Creo que lo hacen, pero no da para más de lo que dice el marcador. Es triste para mí, para el equipo y para la afición. Parece que no hay que pedir disculpas, pero yo lo hago de cara a la afición. Pido perdón porque no estuvimos a la altura de la exigencia de la Primera División. No me gusta que pase eso, ni a mí ni a otro equipo. Es cierto que a veces los grandes se meten este tipo de goleadas, esporádicamente, pero empezar a las primeras de cambio con este resultado, pues oye... Algo no estamos haciendo bien", finalizó.

Antonio Pulido Casas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada