miércoles, 14 de septiembre de 2016

La crónica | Portugal se aferra al liderato

Grupo A: Portugal se aferra al liderato


Portugal reconstruyó un poco su autoestima después de arrasar a Panamá con una diferencia de nueve goles, seis de los mismos anotados por Ricardinho. Lo peor: la lesión de Cardinal. Pulpis tampoco sumó los tres puntos después de dejar escapar una victoria ante Colombia (3-3).

Foto: FIFA
En la segunda jornada del Grupo A Portugal sólo tiene un motivo para disgustarse: Cardinal se retiró del encuentro por recaer de unas molestias en su muslo izquierdo. Al margen de ello, cumplió con creces para golear a la débil Panamá por 0-9. Por su parte, Colombia consiguió su segundo empate después de que Angellot rescatara a los anfitriones ante Uzbekistán.

Portugal se quita el mono ante Panamá

A Portugal pareció írsele el complejo de inferioridad de un plumazo. Aunque fuera contra Panamá. El bajage de ocho goles antes del descanso evidenció que los comandados por Jorge Braz estaban ansiosos por demostrar su favoritismo, aunque -insisto- fuera contra una selección menor como Panamá. A los 12 segundos, Ricardinho anotó el primero de los cinco con el que llegaría al intermedio (síndrome de CR7, en otras palabras) y a Cardinal, antes de lesionarse, también pudo celebrar dos tantos para complementar la otra mitad de Portugal. Miguel Ângelo, al aprovechar un pase en largo, se uniría a la fiesta privada en un partido con la misma emoción en una pelea entre Hulk y una hormiga. Lo que ocurrió es que el insecto pegaba bien fuerte.

El mayor interés de la segunda parte es si Portugal continuaría con el mismo nivel de acierto y agresividad en la segunda mitad. Al minuto Ricardinho ya contabilizaba seis goles y ponía en peligro el récord de Pula (Rusia), con nueve goles anotados en la mayor goleada de la historia de los Mundiales: 31-2 a Islas Salomón en Brasil 2008. Al final tan sólo quedo en seis y el resultado no pasó del 0-9, que ya era suficiente para los lusos, cuyo resultado tiene el mismo sentido que ligar con la fea en la discoteca. Al menos han ligado.

Colombia rescata su honor en los últimos segundos

A Colombia le gustan los retos, es decir, hacerlo todo al revés. Si en la primera jornada anotó a los 28 segundos y dominó con cierta autoridad a Portugal, en la segunda se vio superada por Uzbekistán en tareas definitorias, que no sensitivas. Sin saber por qué, los anfitriones, con su particular estilo "futbolizado", crearon ocasiones con facilidad, pero eran los asiáticos los que, en dos ocasiones casi aisladas, se pusieron por delante con un 0-2 merced a las intervenciones de Anorov e Irsaliev. Raro, rarísimo. Y triste para los cafeteros.

Tuvieron que ponerse las pilas los sudamericanos, pues no le quedaba otra ante su afición, que no habían venido a verles por simple gusto, sino con hambre de triunfo tras el fatídico segundo cero del último encuentro. Abril redujo la distancia a un gol a falta de poco más de dos minutos y aquello les dio alas, incluso, para rozar el empate con un palo tras un disparo cruzado de Angellot Caro. Pero con la intención no bastó y se tuvieron que marchar a los vestuarios con una derrota momentánea.

Con la sorpresa activada, los de Pulpis se empeñaron seguir remando a su favor y anotar el tercero, obra de Elibaev. Dos goles de ventaja parecían suficientes para que Pulpis olvidara la primera derrota ante Panamá. Y a punto estuvo de conseguirlo si hubiesen sobrado los últimos 15 segundos. Un doblete de Angellot Caro (a falta de cuatro minutos y de 14 segundos) permiitieron sumar otro empate a los cafeteros y dejar con un extraño rostro a los asiáticos.

Antonio Pulido
Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada