miércoles, 21 de septiembre de 2016

La crónica | Paraguay apea a la anfitriona en los penaltis

Paraguay apea a la anfitriona en los penaltis

Paraguay se clasificó para la disputa de los cuartos de final del Mundial de Colombia tras derrotar a la anfitriona en la tanda de penaltis (2-3), tras un encuentro tenso que finalizó, tanto en el tiempo reglamentario como en la prórroga con empate a cero tantos.

(Photo by Ian MacNicol - FIFA/FIFA via Getty Images)

Histórico encuentro el vivido en la tarde noche del martes 20 de septiembre en el Coliseo de Cali, puesto que los espectadores y aficionados de todo el planeta asistieron al primer enfrentamiento sin goles en todas las ediciones mundialistas.

Pese a las bajas, los locales trataron de llevar la iniciativa desde el inicio, con un juego directo que, por momentos, inquietó la meta de un rival que, por el contrario, intentó en todo momento suministrar altas dosis de somníferos al estilo vertical colombiano, con largas transiciones inofensivas.

Tras la reanudación, el poco fútbol sala que ambos conjuntos mostraron en el primer tiempo se transformó en miedo al error, lo que se tradujo en imprecisiones constantes y despistes defensivos que, eso sí, proporcionaron, al menos, cierta emoción a un duelo que, como no podía ser de otra forma, se vio abocado a ser resuelto en la prórroga.

Pues si por esas. Aunque fue Paraguay quien dispuso de las oportunidades más claras, sobre todo en los primeros compases del tiempo extra, por medio de Juan Salas, pudo Colombia sacar el ansiado billete para los cuartos de final con un disparo a la madera de Toro a falta de 30 segundos. 

Pero la fortuna no estuvo de cara de los anfitriones, quienes vieron como quedaban apeados de su Mundial en la primera eliminatoria, tras una dramática tanta de penaltis en la que el suplente Carlos Espínola se erigió como héroe paraguayo, al detener dos penas máximas para que su selección se mida, el próximo sábado, al ganado de la eliminatoria entre Brasil e Irán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada