jueves, 15 de septiembre de 2016

La crónica | Brasil arrolla, Ucrania sueña

Grupo D | Brasil arrolla, Ucrania sueña

La selección brasileña goleó a Australia por 1-11, con un hat-trick de Falcao, quien se convierte, con su participación en dicho encuentro, como el jugador con más partidos mundialistas. Por su parte, Ucrania sufrió más de lo previsto para vencer a Mozambique (4-2), un combinado que se ganó la simpatía de la grada con una actitud admirable y que llegó con todas las opciones al tramo decisivo del encuentro. 

© Getty Images


"La ley de Falcão"

No era un partido cualquiera el que enfrentaba a Australia y la vigente campeona Brasil en el Coliseo Bicentenario Bucaramanga. Falcão, que está disputando su quinto Mundial consecutivo, bate hoy récord y se convierte en el jugador con más partidos disputados en el torneo (32) superando a Manoel Tobías.

Además al crack de São Paulo le separan solo cuatro goles para superarlo también como máximo artillero en la historia de los Mundiales. Galardones individuales a un lado, australianos y brasileiros buscaban su segunda victoria tras su feliz debut del pasado domingo donde ganaron a Mozambique y Ucrania respectivamente.

El encuentro comenzó según el guión previsto con una selección canarinha cercando la meta rival con sucesivos ataques y, fruto del incesante acoso, Rodrigo inauguró el marcador. Un excelso Spathis y el travesaño evitaron que la renta se ampliase pero, cuando los australianos más aturdidos parecían por los continuos golpes, una buena jugada colectiva permitió a Giovenali igualar el choque ante la sorpresa del respetable.
El empate volvió a alentar a los sudamericanos que, en cuanto metían una marcha más a la máquina, evidenciaban la diferencia sobre la pista. Así, Fernandinho volvió a adelantar a los suyos al filo del ecuador del primer acto.

Lejos de amilanarse, Australia volvió a replicar con una gran jugada de su hombre con más clase, Fogarty cedió en bandeja pero Rosier no llegó por muy poco en el segundo palo. Falcão no entiende de perdón y castigó este fallo con su gol, no podía faltar en un día histórico para él.

Con otro récord a la vista, el 12 siguió intentándolo gozando de muchas ocasiones y minutos sobre la pista azul. En los prolegómenos del descanso, una nueva ráfaga de ocasiones brasileiras, concluyeron con el 1-4 de Batería con el que llegaríamos al paso por vestuarios. 

La segunda mitad empezó de la mejor manera posible, con el espectáculo de Falcão. Primero con un gol de bandera y después con detalles de calidad cada vez que la pelota caía en sus dominios. Dieguinho, Fernandinho y Je se colaron en su fiesta para subir el sexto, séptimo y octavo en apenas tres minutos ante un rival completamente entregado.

Brasil levantó el pie del acelerador, centrando sus objetivos en que el capitán y estrella sumase algún gol más en su cuenta. Otros tres tantos de manera consecutiva; Lockhart en pp, el hat-trick de Falcão y otro de Dieguinho pusieron la goleada final en 1-11. La siguiente víctima será Mozambique y, con el pase en el bolsillo, tenemos un nuevo récord a la vista.

"La lógica venció a la fantasía"

Ucrania consiguió un agónico triunfo ante una Mozambique que vendió a un precio muy elevada su piel, pese al arranque de los europeos y su renta de dos tantos antes del minuto 8. Y es que en los primeros compases del encuentro, los ucranianos se adelantaron en el marcador con un gol de Oleksandr Sorokin. Más tarde, en un error defensivo grave de los africanos, Grytsyna amplió una efímera distancia.

Con todo perdido, los de Naimbo Abdul se fueron al ataque con más voluntad que coherencia. Alentados por el público local, y en unos segundos de auténtica locura, Mozambique consiguió el empate con los goles de Dino y Calo, los cuales propiciaron que el encuentro llegara al descanso con esa igualdad en el tanteador.

Tras la reanudación, Ovsiannikov retomó el orden europeo, pero de nuevo los africanos se adueñaron del juego y de las ocasiones, una anarquía táctica que les permitió, ante la pasividad ucraniana, llegar al tramo final con vida. De hecho, a mano lo tuvieron tras la expulsión de Ivaniak. Sin embargo, y con defensa de 5 para 3, Ucrania cerró un encuentro, con el gol de Koval desde su campo, que les permite afrontar con vida la última jornada, ante Australia, en un enfrentamiento a cara o cruz. 

Fer Romero (@FerRomeroDP)

Andreu Serret (@andreuserret)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada