viernes, 16 de septiembre de 2016

Kazajstán vuelve a la victoria y Argentina pasa un incómodo trance

Grupo E | Kazajstán vuelve a la victoria y Argentina pasa un incómodo trance


La Kazajstán de Cacau se quitó los fantasmas y la posible presión existente y venció a Costa Rica por 1-3 para sumar sus primeros puntos en el campeonato. Por su parte, Argentina, que sufrió más de lo debido para superar a Islas Salomón, acabó por sacar adelante el partido y clasificarse para la siguiente ronda del torneo (7-3).

Foto: FIFA
La superioridad es difícil de demostrarla, por muy claros que estén los papeles. Es lo que le ocurrió a Argentina y Kazajstán superaron por poca renta a Islas Salomón (7-3) y Costa Rica (1-3), respectivamente, para sumar tres puntos. De esta forma, en el Grupo E, la albiceleste ya está clasificada para la siguiente ronda y los kazajos querrán hacer lo propio en la última jornada ante los oceánicos.

Argentina no está para juegos

El encuentro entre la albiceleste y la "cenicienta" Islas Salomón podría generar dudas para los de Diego Giustozzi, no por el resultado en sí (una victoria casi segura), sino por la contundencia mostrada. Es lo que preocupaba, porque mandar mensajes subliminales a los demás rivales también influye a la hora de competir. Y los pimeros minutos no tardaron en confirmar que aquello iba a estar divertido. Argentina llevó el peso y a los dos minutos ya marchaba por delante gracias a una jugada entre líos que acabaría con Alan Brandi empujando la bola. Sin embargo, algo ocurre en este Mundial que las selecciones "pequeñas" como Islas Salomón (o Mozambique) tienen cierta mística en sus goles, la mayoría de esos estandartes de anomalías que lo facilitan. En el primer gol, Bule dispararía (¿o estaba pasando?) con la fortuna para él que esa trayectoria se cruzó con Wilhelm y despistó a Sarmiento para lograr el empate. Fue increíble.

A los pocos segundos, otro robo a Rescia en propio área a punto estuvo de aprovecharlo el rival oceánico para adelantarse en el marcador. Ahí sí que podía observarse cierta ansiedad en los sudamericanos, que sudaban estalactitas. Se fue en cuanto Basile conectó un disparo lejano y cruzado del que Mango se alejó. Dos minutos después, Borruto aprovecharía un rechazo de Stazzone y, tras puntear al propio meta adversario, puso el 3-1 en el resultado en el momento que parecía engrasar la maquinaria albiceleste. No obstante, en otro golpe de fortuna, Coleman batiría a puerta abierta a Sarmiento en otra de esas preciosas anomalías.

Se cumplía el pronóstico aquel de que el desorden de Islas Salomón desordenaba a la ordenada Argentina y a veces se vivieron momentos de angustia para Giustozzi, como si su personalidad estuviera en entredicho. Taborda, con un derechazo hacia la escuadra, y Borruto, con un arranque en banda derecha y disparo cruzado, despejaron algunas dudas para afrontar la segunda parte con mayores garantías. Ahí, Islas Salomón recibió un zarpazo anímico.

La cosa se animaría en la segunda parte cuando, a los 150 segundos, Roagomo enganchó una falta directa rasa para conseguir el tercero, cuya celebración contentó a la mayoría de los espectadores presentes en el Coliseo Bicentenario de Bucaramanga, pues que evidenciaba una felicidad desmesurada. Aquella exaltación de la amistad fue suficiente para que el marcador no variara durante vairos minutos. Seis, concretamente, hasta que Borruto completara su hat-trick en otra acción libre de marca en la que sólo tuvo que empujar el balón en el segundo palo. Alamiro Vaporaki, también en el segundo palo, a pase de Cuzzolino, aprovecharía la alfombra roja desplegada por los salomonenses para notar el séptimo.

La amplia ventaja provocó un clima de tregua y descanso para ambas selecciones, que no quisieron desgastarse en exceso por la distancia entre ambas. Islas Salomón debería congratularse especialmente por el progreso experimentado entre cada cita mundialista, pues pasó de encajar goleadas extravagantes a derrotas dignas y repletas de dignidad. Llegado al final del tiempo reglamentario, el marcador se mantuvo intacto.

Kazajistán salva el match ball

Duelo de urgencia para Kazajistán en el Coliseo Bicentenario de Bucaramanga ante Costa Rica. Los kazajos, que vieron su juego de cinco superado el pasado lunes ante Argentina (1-0), no pueden permitirse otro despiste ante una selección tica que comenzó victoriosa el Grupo E ante Islas Salomón (2-4). Con este contexto, y sin ganas de más contratiempos, los de Cacau no tardaron ni un minuto en ponerse por delante con gol de Douglas. La renta pudo ampliarse en diferentes y sucesivas acciones pues el peso del partido tenía un único protagonista.

Sin embargo no se movía el marcador y eso hizo que los costarricenses cobrasen pura vida, Paniagua empató y, sin casi tiempo para celebrarlo, Taku les devolvió a la cruda realidad con el 1-2 con el que llegábamos al descanso.

El segundo tiempo comenzó de la misma forma que lo había hecho el primero, gol tempranero de los kazajos, esta vez obra de Leo. Los dos tantos de renta, por primera vez en el encuentro, los liberó de una excesiva presión que les perseguía peligrosamente y pudieron mantener el resultado hasta el final. 1-3 y Kazajistán salva el match-ball.

Antonio Pulido / @Ninozurich
Fer Romero / @FerRomeroDP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada