miércoles, 28 de septiembre de 2016

Argentina - Portugal: Partido con aroma a legendario

Argentina y Portugal se miden en la segunda semifinal en la madrugada del miércoles al jueves (02.00 horas en España, en Gol y Eurosport). En juego, la primera final de la historia para uno de los dos, en la que se medirán a Rusia. El bloque argentino ante la espectacularidad de Ricardinho, líder absoluto de la Selecção das Quinas. El espectáculo parece estar asegurado en Cali.

Foto: FIFA

El Coliseo el Pueblo de Cali es el enclave en el que todo el mundo del fútbol sala pondrá sus ojos para conocer si es Argentina o es Portugal la que se enfrenta a Rusia en la gran final del próximo sábado del Mundial de Colombia 2016. Después de que los rusos se impusieran a Irán por 3-4 en un partido espectacular, llega el turno para este choque de trenes que promete seguir ampliando el idilio de la pasión y la emoción con este torneo en el que la igualdad y el factor sorpresa han sido sus características principales. 


Frente a frente, estará la Argentina de Diego Giustozzi, la cual funciona como bloque de una manera fenomenal, y la Portugal de Ricardinho, que eclipsa todo como es de costumbre. Por más que a él le pese este protagonismo. O Magico llega a la cita como máximo goleador del campeonato (12 goles, prácticamente asegurada la Bota de Oro) y con muchas papeletas para terminar siendo el Balón de Oro de Colombia 2016. Su influencia en el juego portugués es abismal y tras un comienzo dubitativo ante Colombia, el jugador de Movistar Inter ha ido creciendo con el paso de los minutos, dejando pinceladas de su indiscutible calidad. 



Los de Jorge Braz no podrán contar ni con Pedro Cary ni con Djo, éste último por acumulación de tarjetas. El cuadro portugués llega a la cita como el equipo menos goleado del torneo y contando todos sus partidos con victoria a excepción del empate en su debut frente a Colombia.


Por su parte, Argentina -que también ha ganado cuatro partidos y ha empatado otro- llega a estas semifinales tras dar un golpe de autoridad en su duelo con Egipto, en el que fue mejor en todo momento. Maxi Rescia y Borruto continúan entre algodones pero, tras ser guardados en cuartos de final, estarán disponibles siempre y cuando Diego Giustozzi considere oportuna su participación. El funcionamiento como bloque, en el que todos están rayando a un nivel muy parecido, es la principal baza de una albiceleste que en las segundas semifinales de su historia quiere llegar a la disputa del partido más importante del futsal argentino. 

Ricardinho: “Queremos estar en esa final”


Foto: EPA
Ricardo Braga, Ricardinho, sabe que está ante la oportunidad de su vida y aunque el objetivo luso era estar en las semifinales, el portugués no duda en asumir que “es fantástico estar entre los cuatro primeros después de dieciséis años, es maravillo, pero queremos ir más allá” 

Sobre Argentina, el ala interista aseguró que “tenemos un gran respeto por nuestro rival. Nosotros vamos a mantener nuestra humildad de siempre. El respeto es valorar al oponente, no es tenerle miedo”. 

En esa misma línea, el seleccionador Jorge Braz. “Veo a una Portugal capacitada para dominar el juego, una Portugal muy ambiciosa. Solo podemos creer más y más en nosotros. Es una oportunidad única de estar en una final en la que todos querrían estar”, explicó.

Giustozzi: “Nos dejaremos la vida” 

El técnico argentino sabe que su mayor rival es el peligro de Ricardinho y todo lo que a éste rodea. “Ajustaremos algunas cosas ante un jugador que puede determinar un partido en cualquier jugada pero no vamos a modificar nuestra manera de defender porque es la que nos está dando resultados”, confirmó en la previa.

Foto: FIFA
Para el seleccionador hacer historia no es llegar a semifinales si no llegar a lo más lejos que jamás una selección de Argentina alcanzó en el fútbol sala. “La historia la hace ser campeón del mundo. Nos dejaremos la vida por jugar la final e intentar ganarla”, finalizó. 

Por su parte, el capitán de la albiceleste, Fer Wilhelm, también habló sobre Ricardinho, del que dijo que “va a ser un lindo desafío enfrentarnos a él. Su reputación está justificada. Es una bendición para el futsal y no exageramos con sus calificativos. Portugal, por otra parte, puede contar con otras armas”. 

De todas formas, el jugador del Benfica lisboeta dejó claro que “no nos adaptamos al rival. Lo importante es jugar con nuestro ADN: presión, posesión del balón e identidad de juego. Queremos dejar el menor espacio posible a la improvisación”. 


Por último, Wilhelm habló sobre la piña que hace el combinado sudamericano al final de cada partido, una de los momentos con más sentimiento en este Mundial de Colombia. “Nunca dejamos de entonarlo muy fuerte, incluso en las derrotas. La letra habla de nuestra voluntad de darlo todo sobre la cancha por el país. Es también una manera de entrar en comunión con los aficionados, y de darnos energía al mismo tiempo”, finalizó.

David Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada